Boracay, Filipinas

Boracay Island Filipinas

La vida en Filipinas es realmente hermosa.

La isla de Boracay se encuentra al sur de Filipinas, es una isla pequeña a una hora en avión de Manila. Tiene dos playas principales, la White Beach, con arenas blancas, clima maravilloso y una vista espectacular, dividida en tres sectores que acomodan a gran parte de la extensa oferta hotelera del lugar. La otra playa, Bulabog Beach es famosa por sus deportes acuáticos.

DSC_3917

Hay dos maneras de llegar a Boracay. Una es a través del aeropuerto de Caticlan, al lado de la isla, o a través del aeropuerto internacional de Kalibo, a 90 minutos de la isla. Nuestra ruta fue Seúl – Manila – Kalibo – Boracay.

Una de las mejores opciones para el tramo Kalibo – Boracay es contratar un transfer. Nosotros optamos por la empresa Southwest,  , compramos el pase puerta a puerta, que te llevan desde el aeropuerto hasta tu hotel, e incluye todos los cargos a impuestos que cobran al entrar a la isla (es más sencillo).

Nos esperaron en el aeropuerto y nos dieron nuestros ticket para comenzar el viaje desde Kalibo a Caticlán, de aproximadamente 2 horas. El bus era bastante cómodo y tenia aire acondicionado, en la mitad del viaje hizo una parada en una de sus estaciones donde podías comprar agua, comida o simplemente pasar al baño.

Al llegar a Caticlan nos esperaba un ferry , que en 15 minutos nos cruzo a nuestro idílico destino playero. Una vez en Boracay nos subieron a unos camiones (transfer enanos)  y nos llevaron a nuestro Hotel,  esto fue un poco más caótico ya que al principio nadie sabía a que transfer subir, no fue lo más organizado del mundo, pero tuvimos suerte y nos fuimos en el primer transfer que salió.

DSC_2660

Luego de haber pasado tardes enteras buscando opciones de hoteles decidimos quedarnos en Willy’s Beach Club Hotel,  White Beach estación 1. Al llegar nos recibieron con un delicioso y frío jugo de mango , collares de conchitas y una vista maravillosa, el restaurant del hotel esta a los pies del mar, justo frente a la famosa Roca de Willy una formación volcánica que sobresale en el mar cristalino, es realmente mágico y hermoso, cuando baja la marea  se puede llegar a la roca caminando, es una vista que se disfruta al atardecer (aunque a veces se llena de personas tomando fotos).

Y si eso ya me tenia maravillada, llegar a nuestra habitación  fue genial! Después de pasar unos meses en Corea con cama de palo y conocer las diminutas habitaciones de los hoteles en Japón, no podía estar más feliz; cama blanda y enorme, baño realmente cómodo y una terraza con vista al mar que lograba desconectarte de absolutamente todo.

Debo reconocer que además de tener un restaurant muy bonito, la comida era fabulosa, sobretodo el desayuno buffet, el cual cambiaba el menú todos los días, pero siempre había, fruta, carne, arroz, papas, pollo, arrollados, huevos, pan, leche, jugo, cereales, etc etc. Los filipinos, al igual que los coreanos, tienen algo así como un desayuno tipo almuerzo, que es algo que mi cuerpo aún no puede asimilar.

DSC_3898

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s